…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

25 ago. 2010

Arte moderno

Luego de mi primera clase de trasnoche en la facultad (para mí dar clases de 21 a 23 es la trasnoche), llegué a casa y me encontré una instalación. Mi marido es un artista aunque se dedique a otras cosas. 


Más allá del gesto amoroso de esperarme con la comida lista (el menú tan primoroso de hamburguesas con ensalada lo había planeado yo), la instalación milimétricamente cuidada llamaba la atención.* Y movía a la risa.


Un chiste interno que me retrotrajo más de veinte años atrás. 

En la casa de una amiga nuestra ponían la mesa para la noche a las 6 de la tarde. Tener la mesa lista desde antes puede no ser tan extraño (para gente mucho más ordenada que yo, claro) pero lo asombroso es que dejaban los platos servidos y calentaban después la comida en el microondas... ¡Hamburguesas hechas tres horas antes y recalentadas! Por propia elección y para ser más eficientes, no por dar clases hasta las 11 de la noche. Juro que lo he visto yo con mis propios ojos: hamburguesas frías sobre platos fríos en mitad de la tarde. Si es que estos ojos son los mismos que tenía hace más de veinte años. Que tal vez, no.


* Lo que todavía no sé es por qué habrá pensado el artista que iba a querer comer con una foto mía presidiendo la mesa. Misterios del arte, que tiene principio para las preguntas pero no final para las respuestas.

11 comentarios:

Aaoiue dijo...

El retrato tiene que estar porque es un homenaje...
Si no fuera así la mesa quedaría desangelada. Como aquella de "De parar i desparar taula", poema del cual me he atrevido a hacerte una traducción a vuelatecla:
De parar i desparar taula / De poner y recoger la mesa

Amor, saps?, tot avui, la meva porta / Amor, ¿sabes?, todo hoy, mi puerta
frisant per fer-te pas s'obria sola. / ansiosa por hacerte paso se abría sola.
S'han omplert de viandes plats i taula. / Se llenaron de alimentos platos y mesa
Tot resplendia en els cristalls de l'aigua. / Todo resplandecía en los cristales del agua.
El julivert s'ha refet. (El rellotge / El perejil se ha rehecho (El reloj
toca les cinc. Vindràs?) Tota la casa, / toca las cinco. ¿Vendrás) Toda la casa

avui no sembla la mateixa casa. / hoy no parece la misma casa.
Creix l'orenga i s'enfila per la porta. / Crece el orégano y se sube por la puerta.
La fruita accepta el repte del rellotge. / La fruta acepta el reto del reloj.
(Ja ho sé: les sis, i encara parlo sola!) / (Ya lo sé: ¡las seis, y aún hablo sola!
A l'aigüera vessunya un somni d'aigua / En el fregadero se derrama un sueño de agua
i plou desig a raig sobre la taula. / y llueve deseo a caudales sobre la mesa

Amor... (Les set: no véns. Sota la taula / Amor… (Las siete: no vienes. Bajo la mesa
s'amaguen els neguits. Fora de casa, / se esconden las ansias. ¡Fuera de casa,
la tristesa!) Quin goig els dits de l'aigua / tristeza! / ¡Qué gozo los dedos del agua
acaronant rajoles! Pany i porta / acariciando las baldosas! ¡Cerrojo y puerta
com floriran quan tu arribis! Sola- / florecerán cuando tú llegues! Sola-
ment vull que calli aquest rellotge. /mente quiero que calle este reloj.

Toquen dos quarts de vuit. Sóc el rellotge / Tocan las siete y media. Soy el reloj
que amb minuts i segons paro la taula. / que con minutos y segundos pongo la mesa.
Toco les vuit i, del cap a la sola / Toco las ocho, y de la cabeza a la suela [nota de la traductora: aquí se jorobó la sextina]
de la sabata, sento que la casa / del zapato, siento que la cas
ja no sé si és meva. Per la porta / ya no sé si es mía. Por la puerta
fuig, enyorat, el cor desfet de l'aigua. / huye, añorado, el corazón desecho de agua.

Toco les nou i les deu, i sóc l'aigua / Toco las nueve y las diez, y soy el agua
gebrada a les agulles del rellotge. / escarchada en las agujas del reloj.
Amunt i avall ja no sóc jo qui em porta. / Arriba y abajo ya no soy quien me lleva.
Per encobrir neguits ja no tinc taula. / Para encubrir la inquietud ya no tengo mesa.
Trenco el mirall i em rediu que sóc sola. Rompo el espejo y me dice que estoy sola.
Puja el desig i clivella la casa. / Sube el deseo y resquebraja la casa.

Per les escletxes, veus?, fujo de casa, / Por las grietas, ¿vés? huyo de casa
raiera d’aquest foc que invoca l’aigua. / almadiera de este fuego que invoca el agua.
(Vindràs quan morirà l'hora més sola?) / (¿Vendrás cuando ha de morir la hora más sola?)
La fruita perd l'aposta amb el rellotge / La fruta pierde la apuesta con el reloj
i la tardor fa el ple damunt la taula. / y el otoño domina la mesa
Res no troba sortida per cap porta. / Nada encuentra salida por ninguna puerta.

La nit truca a la porta i ve ben sola: / La noche llama a la puerta y viene sola:
desparo taula i nego dins de l'aigua / recojo la mesa y me anego en el agua
desig, rellotge, orenga, plats, cor, casa. / deseo, reloj, orégano, platos, corazón, casa.

Maria Mercè Marçal i Serra / Trad. Marta-R. Domínguez Senra

Julia dijo...

¡Muchas gracias! ¡Me encantó!

Aaoiue dijo...

Sólo dos cosas más:
1) Se nota que el artista es algo zurdo porque la jarra está de un lado por el que no creo que tu la cojas con perdón. La carne está al punto que a mí me gusta (y que conste que acabo de comer) con el cuchillo tal y como tú lo usarías. Es como un pequeño escenario, muy bonito. Cada vez me gusta más.
2)Sobre estos temas "domésticos" traduje en mi pobre blog otro poema de la Marçal ("Fregall d'espart"/"Estropajo") que nivela la fregona al caballero.

Vicky dijo...

¡Un paseo en el túnel del tiempo! Me encantó el homenaje.

Vicky

Diego dijo...

Ante todo, gracias por el calificativo de artista, aunque me huele algo irònici el comentario asi que no se si agradecerlo o no (tal vez, principalmente, porque no creo merecerlo) ;-).
En cuanto a la foto, una aclaraciòn, fue Cande quien la trajo a la mesa mientras comìamos nosotros porque "extraño mucho a mami y nunca la puedo ver cuando comemos" (dicho entre sollozos). Hecha la aclaraciòn, me retiro... Besos

Nina dijo...

¿Cómo se las arreglaron para que Yin Yang no se subiera y se comiera las hamburguesas?

Julia dijo...

Todo estuvo calculado: la gata encerrada en el lavadero/cuarto de servicio.

ecege dijo...

¿Qué sonaba en la radio? Eso me intriga mucho más que el resto.

Julia dijo...

Ja! No, la radio estaba completamente muda. Y no se prendió.
Es gracioso, cada uno con sus intereses / preocupaciones. Me encanta.

AJP Crown dijo...

That must be the dancing dog in the foreground.

Julia dijo...

Exactly, AJP!