…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

29 ene. 2013

Conexiones

En Montevideo, el Shopping Punta Carretas está hecho dentro de una antigua cárcel. ¡Qué festín de  reflexiones sobre esta curiosa ironía podría hacer quien quiera denunciar los atropellos de la sociedad de consumo! Yo mejor no digo nada porque en unos días me voy a (sea dicho con perdón y sin querer ofender a nadie) ... Disney.


Por eso, cambio de tema y lo que quiero mostrar aquí es otra cosa de esa puerta carcelaria. Algo en las alturas, en aquella antena que no sé (ni averigüé) de qué será. 




Pero me gusta imaginar las cosas que tienen que hacer algunos para tener buena señal y conectarse.


Para mí que, de todas formas, estas cuatro golondrinas (¿?) se sienten más plenas, contentas y, en fin, a gusto con ellas mismas que los idiotizados del verano a los que Claro les promete (falsamente, vanamente, inútilmente) ser "Ilimitados" por usar sus servicios. 


Una desfachatez, el engaño publicitario que ha cobrado visos metafísicos.

10 comentarios:

Catanea dijo...

Pues, por lo menos no son golondrinas en el sentido latín...
Fascinating. Great photos. Intriguing prison gate!
No shoplifting happens there, I suppose? They just shut the doors and everyone and everything is trapped inside!

Julia dijo...

¡jajaja! I'm sure that thieves take extra care here.

Tengo que averiguar bien qué son esas aves... La forma me hizo pensar en algún tipo de golondrina, pero no lo corroboré con expertos.

Julia dijo...

Me parece que las "golondrinas no golondrinas" son en realidad un tipo de benteveo: el Tyrannus melancholicus (¡vaya nombre!), como se puede ver en este enlace

http://es.wikipedia.org/wiki/Tyrannus_melancholicus

Pero voy a seguir necesitando una confirmación experta.

mim dijo...

Me gusta mucho la photo de las pajaros. ¿Disney? ¿Donde? ¡Disfruta!

mim dijo...

"los pajaros" lo siento.

Aaoiue dijo...

Es el melancólico, el Pseudoleistes virescens es más fuerte, más oscuro y creo que más voraz, aunque también es americano.
Muy curioso lo de las segundas oportunidades de los edificios. Yo estudié en el pabellón de los apestados de un hospital medieval.
Un saludo.

Julia dijo...

Gracias a ambas.
Disney en Orlando, mim.
Mi facultad fue antes una fábrica de cigarrillos.

Anónimo dijo...

La antigua cárcel de Badajoz se transformó en museo:
http://www.meiac.es/museum.php?m1=2&m2=0
También fue prisión, más antigua, la que hoy es sede de la Escuela de Idiomas donde "estoy condenado" a aprender inglés.
Jesús.

Julia dijo...

Hola, Jesús, perdoná tanta demora en responder tu comentario, pero estaba de viaje y no tenía acceso fácil al blog.
¿Qué significará esto de tantas cárceles "refuncionalizadas"? ¿Serán menos, más grandes, más humanas o todo lo contrario las que hay ahora?

Anónimo dijo...

Aunque no soy paremiólogo, en este caso viene muy bien el refrán: “aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión”.
Jesús.