…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

18 feb. 2010

Don Quijotes patagónicos

En Zapala, Neuquén, donde Mr.Mt nos consiguió este hotel que tanto me gustó...



descubrimos, doblando la esquina, un habitante no esperado de la estepa patagónica.



Estoy segura de que estas tierras serían un excelente escenario para aventuras quijotescas (de hecho lo han sido más de una vez), así como también para dilatados diálogos con escuderos fieles y sensatos.



Restaurante "Don Quijote" en Zapala, la próxima vez que pasemos por allí nos sentaremos a sus mesas.



Días después, del otro lado de la cordillera, un don Quijote chileno nos esperaba. Primo cercano, tal vez, del de Regazzoni que recorría la Pampa argentina, aunque con menos libertad: allí estaba enmarcado en Pucón, entre el lago y el volcán Villarrica, condenado a recorrer el camino que su obsesión le fijaba.