…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

2 oct. 2011

Parecidos

Nunca sabré si es por un exceso de "humanismo" o, por el contrario, a causa de mi fobia social, pero lo cierto es que no puedo dejar de hallar parecidos entre las cosas y los humanos. Y más de una vez los animales me parecen igualitos a personas conocidas. Así es que tuve un gato que era igual, igual, igual a Marcello Mastroiani... Lo juro.

Pero ahora no quiero hablar de gatos sino de casas. De una casa, en verdad. Queda en Parque Chas y apenas la vi pensé en un uniforme azul, en una tonada correntina y en un grito de "¡Desacatáus!". Era un recuerdo de mi infancia que tenía olvidado.



Habrá desalmados racionalistas que no lo entiendan, pero mírenla de cerca:



¡Esta casa es igual al comisario de Hijitus! Los bigotitos de costado son lo más característico.



Aquí aparece un poco antes del minuto 3:00. 


Muy poco políticamente correcto eso de llamar a la policía por un niño travieso. Muy "setentas", claro. Mis preferidas son las dos viejas del patronato: un retrato preciso. 

10 comentarios:

Urzay dijo...

Bueno, siempre se ha dicho que los perros acaban pareciéndose a sus dueños o a la inversa (y habría que ver quién es el dueño en realidad). En mi calle lo confirma una señora muy mayor que pasea dos perrillos como pequineses. Se parecen los tres. Ahora, encontrarle parecido a una casa ya tiene mérito. Los dibujos y la animación me recuerdan a los de la familia Telerín, que veíamos aquí también por entonces. Marca de la época. :-)

http://www.youtube.com/watch?v=O-P_fJZSOFA

Julia dijo...

Lo reconozco: no es éste el mejor argumento para intentar probar al mundo que estoy cuerda... Pero para mí son calcados.
La familia Telerín es muy del mismo estilo, es verdad. Ayer me pasé un rato largo viendo Hijitus con mi hija mayor; hacía siglos que lo tenía borrado de la memoria!

Paula Irupé Salmoiraghi dijo...

Es verdá: son iguales!!!

Julia dijo...

JA! Al fin alguien que me entiende! Gracias, Paula. Nos vemos en Azul, ¿no es cierto?

AJP Crown dijo...

Habrá desalmados racionalistas que no lo entiendan

Of course they are identical. The moustache is very idiosyncratic, so it's not just any old face. You should put a note under those people's door:"Is this house a depiction of the comisario? Yes or no?"

The nose could be bigger.

They have the makings of a good blue cap with the framework on the roof. It's hard to believe they didn't do it on purpose. I remember the other corner house you showed, but this is even better. Someone should put a black circle in the bottom left-hand corner of the top window on the right.

Your cat was like Marcello Mastroianni? How lucky. He has a very long upper lip, nearly as long as his nose. I love him, one of my favourites.

Julia dijo...

Thank you! Another authorized voice to support my impressions!

I also love Marcello Mastroianni and I loved this cat too. He was like Sylverster or Tom, black and white. Nobody outside my family saw the similarities between them, but for me they were remarkable. They weren't easy to explain... it was something to do with the beauty and the kindness of their eyes and attire. He, Mork, my cat died the day we got married in 1997. Marcello lived longer.

TC dijo...

Julia,

Maravilloso post!

La mirada de la casa de un solo ojo penetra en el alma.

Tal vez hay un universo animista oculta dentro de la arquitectura.

Una casa puede estar mirando...o llorar ....

Julia dijo...

Gracias, Tom!
Es verdad, hay casas que tienen vida no sólo por la gente que las habita, sino por el ojo del arquitecto que las proyecta.
La obra del Burchfield en tu blog es fantástica, gracias por hacérmelo conocer.

No Such User dijo...

la casa a una cuadra de mi casa!
berlin Strasse

Julia dijo...

¿Y notaste el parecido alguna vez?
Me encanta tu barrio!