…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

11 abr. 2011

Señales uruguayas

Hay señales que son comprendidas por todos y que tienen un elocuente poder de convicción. Como ésta que advierte sobre el peligro del piso mojado en un complejo de aguas termales en Daymán, Uruguay.


(Al ver esa imagen uno teme, más que romperse la cabeza, un brazo o la cadera, el espectáculo ridículo que podría ofrecer antes de aterrizar en el piso).

Pero hay otros carteles que resultan más oscuros. Formarán parte de la señalética vial de un país determinado, pero a veces se necesita ser un trujamán para descifrarlos. Bueno, quizás esté exagerando. Es verdad que nos dimos cuenta -después de varios vistos de pasada en la ruta- de que indicaban un lugar turístico; ¿pero cómo se supone que uno debe decodificar todos y cada uno de sus elementos?


Un misterio, si alguien lo sabe, nos encantará que nos ilumine. Por lo que recordamos, en todos los carteles aparecían esos mismos elementos: una casa, una línea curva, un adulto con un niño (¿o un enano?) y una bicicleta.

A mí me hacían acordar a los jeroglíficos renacentistas, esa moda furiosa de los humanistas de copiar lo que, hasta Champollion, se entendía que era el funcionamiento de los jeroglíficos egipcios: sabiduría ancestral representada en imágenes simbólicas. Como los que aparecen en el Sueño de Polifilo (o Hypnerotomachia Polifilii según su título original), el ejemplo que siempre se da para mostrar la extravagancia renacentista en este terreno.


 Se supone que estas dos inscripciones con imágenes quieren decir "La paciencia es ornato y protección de la vida" y "Siempre apresúrate despacio". Evidente, ¿no?


Addenda
Jesús nos habló de unos carteles en Badajoz bien curiosos también. Véanlos. Pavos reales y cuatro idiomas ¿en cuál de ellos hablarán los pavos?  

15 comentarios:

Anónimo dijo...

En este enlace puede verse también una curiosa señal que está puesta en Badajoz desde hace algunos años. Se advierte, en cuatro idiomas, de la presencia de pavos reales sueltos en los alrededores de un parque de la ciudad:
http://cosalibre.blogspot.com/2007/10/su-majestad-se-pasea-por-badajoz.html
En cuanto a los jeroglíficos mostrados, el tema del segundo me ha recordado nuestro dicho: “Vísteme despacio que tengo prisa”.

Anónimo dijo...

Lo siento. Olvidé copiar mi firma.
Jesús.

Julia dijo...

¡Qué bueno el cartel de los pavos reales, Jesús! Muchas gracias, lo voy a poner en el cuerpo del post para que nadie que pase por aquí se pierda esa contribución tuya.

Y sí el "vísteme despacio que estoy apurado" viene del "festina lente" de enorme uso especialmente en el Renacimiento, pero que tuvo origen en la Roma clásica. Me acuerdo cuánto me sorprendió a mí descubrir que esa frase (que yo creía que había sido inventada por Napoleón) tenía una alcurnia tan lejana.

AJP Crown dijo...

I love the first one. We have one here that shows a bicycle flying over a lorry; I've no idea what it means.

It's interesting that these drawings have never been clear. I'm sure the people who drew them thought it's completely obvious. In the old days they had words as well as pictures; that was useful.

Julia dijo...

Yes the first one is my favorite, it really convice you... beware the wet floor or you could be doing this!

You're right. Why they don't use words anymore? Sometimes I can't imagine what they were thinking.

AJP Crown dijo...

Apparently it's unfair to the illiterate. Equal opportunity in death, that sort of thing.

Julia dijo...

Yes, equal opportunity in (or "on"?)get confused by their signals.

Anónimo dijo...

Aunque ya comenté esta noticia en el blog de A. J. P. Crown, un senegalés, guiado erróneamente por su G.P.S. * cayó con su vehículo y se ahogó en el pantano de la Serena en octubre de 2010. La señal, en castellano y demasiado próxima al agua tampoco ayudó a ese hombre que, aunque no fuera “illiterate” (como dice A. J. P. Crown), no conocía mucho nuestro idioma. Hasta hace poco más de un mes no se ha señalizado de manera más correcta.
http://www.elpais.com/fotografia/sociedad/senegaleses/tomaron/carretera/desuso/aconsejados/GPS/cayeron/pantano/Serena/elpfotsoc/20101010elpepusoc_1/Ies/
* Mi G.P.S. también me envía por el agua, a pesar de que el pantano tiene 21 años.
Jesús.

Anónimo dijo...

Otro intento:
http://www.antena3.com/noticias/trafico/fallece-caer-coche-pantano-porque-gps-indico-camino-erroneo_2010100300018.html
Jesús.

Julia dijo...

Esa historia es terrible... Me río con mucha culpa, pobre hombre! Habría que denunciar a quienes cargan los planos de los gps, ¿no te parece?
Y por lo que veo en la foto el camino es bastante engañoso, en la noche no sería raro confundirse y seguir de largo ¿Además del cartel, no podrían poner un barrera que señale el fin de la ruta?

(Tardó en aparecer aquí tu primer comentario porque el maleducado de blogger manda a veces a spam los comentarios con links ¡y no me avisa de que lo hace! Aceptá mis disculpas, Jesús)

TC dijo...

Fascinating and arresting.

In the grand hermetic universe of public symbolic discourse, there are many signs and wonders.

Cuidado!

Julia dijo...

I love those adds from the 50's. I think of these times as an childish advertising era. The messages are so directly and grossly transmitted.

ecege dijo...

Es evidente que en la primera señal la gente de Uruguay ha leído exhaustivamente a Bergson, La risa. He dicho.

Julia dijo...

Evidente, ecege, evidente.

Stuart dijo...

Bergson, La risa

Me acuerdo que ese librito no dio à reir en ningún sentido. Por eso lo considero ridículo.