…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

19 jul. 2010

–¡Heráldico estás! –Es que no como...



En Rosario a orillas del río Paraná, la preciosa costanera recuperada para la ciudad hace pocos años.




Estas escalinatas rojas a mí me recuerdan –por la forma– a las pirámides de Centro América y –por el color– a los ríos barrosos (dicho con todo cariño) que andan vagando por esta región de América del Sur.

Pero unas columnas dóricas se yerguen inmotivadas y sorpresivas entre medio de las escalinatas. Los rosarinos que nos llevan de paseo, tampoco les encuentran sentido. 



Todo se aclara con los nombres. La nominación que nos ordena y tranquiliza (a veces). Estamos en el Parque de España y esas columnas habrán sido pensadas por un proyectista con veleidades simbólicas para sembrar el escudo de España con sus famosas columnas de Hércules a orillas del Paraná.



Todavía no me decido. ¿Diré que deberían haber explicado mejor aquel simbolismo o que es bueno mantener en el misterio ciertos detalles y dejar que los ocasionales paseantes disfruten mejor el triunfo del hallazgo?


8 comentarios:

joséle fernandes dijo...

Si, no?

Un pesimista diría que es el símbolo de este país, de intenciones majestuosas y proyectos inconclusos.

Julia dijo...

¿De Argentina o de España? Por la autocrítica lapidaria, supongo que te referís al nuestro...

joséle fernandes dijo...

Ar-gen-tin-na.

Con todo y a pesar de todo, aguante.

Aaoiue regina dijo...

Ay, buscarle sentido a las construcciones nuevas es como..., no sé. Los pilares Jakin y Boaz de la masonería, tal vez. O un arco de triunfo medio raro. Tengo la vista un poco perjudicada, pero veo una columna más ancha que otra (?)

Julia dijo...

Eso, aguante la "tierra de uno".
A decir verdad, Rosario me dio como cierto orgullo de ser Argentino (perdón por el patrioterismo). Me iría a vivir allá con todo gusto.
¿Sabés qué pasa que no pude hoy entrar a Oxi-mo-ron, ni al Lado A ni al B?

Aa: las columnas son iguales. Tal vez la perspectiva de la primera foto en que aparecen te engaña. O quizás te engañan tus ojos, que no sería inusual...

joséle fernandes dijo...

Ah, ni idea... ¿Me estarán triangulando los federales?

Recién probé y no problem.

aa dijo...

El paralaje creo que le llaman me falla.
Con la paranoia que tengo con mi propio blog solo me faltaba saber que van a por Oxímoron.

Julia dijo...

No, o al menos ya lo han dejado... Ya le avisé que pude entrar y recorrer perfectamente hoy.