…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

28 jun. 2010

Crisol de razas

Ya sabemos que la Argentina es un "crisol de razas", nos lo dicen desde chiquitos en la escuela. Un crisol que a veces fundió por demás y olvidó sutilezas, pero que al fin y al cabo tal vez fuera necesario para crear una nación en pocos años. No por saberlo deja, de todas formas, de sorprendernos esa mezcla curiosa que encontramos a cada paso.

En las últimas década, quizás como resitencia a la globalización y a estas ventajas que muchos encontraron en acordarse de los pueblos de sus abuelos para conseguir la añorada ciudadanía europea (que más de un caso es cipayismo puro y duro), se ha renovado la conciencia de pertenecer a una comunidad previa a la argentinidad.

Una clara muestra de esto lo descubrimos el sábado pasado paseando por el río Luján y llegando al Tigre más rápido que nunca en el Inquieto (el velero de mi viejo que tiene motor nuevo, quizás no coman mis padres por unos meses, pero la niña de los ojos de mi progenitor no podía quedar desahuciado!).

Cosa notable (ameritaría una investigación que no haré ahora y quizás nunca) es el estilo bastante inglés de la mayoría de las casas antiguas del Tigre. 

Como esta:





(La inclinación de las imágenes podría haber sido corregida, pero es divertido testimonio de que fueron sacadas desde un barco que se movía a la enorme velocidad de 5 nudos :-)

Pero clara muestra de lo que hablaba al principio, ese notable cambalache de nacionalidades, es lo que se ve en esta otra casa.


Estilo inglés, ubicación latinoamericana y...


bandera vasca flameando con orgullo en un lugar bien visible.


Mención aparte merece el majestuoso Tigre Hotel, antiguo lugar de reunión y veraneo de las clases altas porteñas, ahora devenido museo de arte. Su estilo es más bien ecléctico, creo yo.


17 comentarios:

Aaoiue dijo...

Me encanta ese batiburrillo de estilos y lo desconcertantes que resultan las banderas en un entorno ucrónico, anacrónico, o no sé. No sabría decirlo.
Uno de mis artículos preferido de la wikipedia es el que hay sobre los follies o caprichos arquitectónicos. También devoro la sección "Feísmo" de "La Voz de Galicia". Pero este post es para alquilar sillas (<cat. "llogar-hi cadires"). Veo que hay mucho material valioso. Y la gente perdiendo el tiempo en el Partenón...

Aaoiue dijo...

Hablo (escribo) en serio.

Julia dijo...

¡Sacrílega! ;-)
Pero bueno, si engañamos así a tus compatriotas europeos que podrían venir a dejar sus dineros por estas tierras en aras del turismo y la cultura... miro con buenos ojos tu "blasfemia" a la cultura occidental.

AJP Crown dijo...

VERY interesting, Julia. How lovely. Are there any good books of Buenos Aires's architecture? Anything with lots of pictures & not much text.

There are some big houses along the River Thames outside Oxford that remind me of this location, but stylistically I'd say yours look more mid to late-nineteenth century French. (Though yours is much nicer, the bottom building reminds me a tiny bit of the Columbian Exposition in Chicago, which was influenced by the work of the architecture department of the École des Beaux Arts in Paris.)

Julia dijo...

Sure, there are many books of Buenos Aires's architecture. Perhaps here you can find some. The one called BUENOS AIRES, ARQUITECTURA Y PATRIMONIO looks specially interesting.
And, yes, you're right the houses I show here have an important influence of French style. Thank you!

Aaoiue dijo...

¿Habrá algo más absurdo que la Sagrada Familia? Un día pasé por allí con mi madre, en un autobús, y le dije "Vaya cagarro" (con perdón) y a poco más armo un motín o un linchamiento, y eso que lo dije en voz baja. Eso y los chalets suizos que se construyeron en Galicia en época de vacas gordas, da para mucho.
Lo de la bandera en el jardín, aunque se trate de una ikurriña, es bastante yanqui, ¿no?
Yo me reservo para mi panteón. Quisiera algo egipciaco.

Julia dijo...

Bueno, a mí me gusta la Sagrada Familia... Cierto que sólo la vi dos veces en mi vida y me remite al cariño que le tengo a tu ciudad. ¿Tampoco te gustan las otras construcciones de Gaudí? A mí me enamora el modernismo catalán. ¡Qué ganas de darme ahora mismo una vuelta por el Eixample!!!

TC dijo...

Julia,

Este paseo en barca a través de los viejos tiempos y los estilos importados de lugares lejanos que sugiere algo de superposición de las sutilezas culturales de la que usted toque. El ritmo de la entrada es apropriado para el tema.

In these casas antiguas there is an Old World mystery that feels poetic.

(Me pregunté por un momento si la combinación de colores Albicelestial en la casa en la parte superior de la puesto que parecía un trabajo de pintura fresca hecho por la Copa?)

Julia dijo...

Gracias, Tom.
Yo también me pregunté lo mismo sobre la pintura reciente de aquella casa (de gusto dudoso, por cierto). No sé si la pintura, pero sin duda que las banderas estaban allí por el Mundial que tiene aquí a todos muy exaltados y distraídos.

TC dijo...

Ah, claro ... De todos modos, Julia, aparte de los ganadores o los perdedores de hoy o los juegos de mañana, este paseo en barco lento nos revela otro mundo que fue construido de una manera que deja al descubierto la verdadera pobreza de la arquitectura de la Norte.

(Por cierto, el gatito encantador blanco y negro en la fotografía del perfil de blog nos recuerda a un antiguo compañero.... y también de este teléfono gato de Cortázar.)

Ana dijo...

Qué buenas fotos! Hace unos días estuve en Tigre y la mezcla entre lo salvaje del río y su vegetación y las casonas junto a las casas isleñas es siempre maravillosa.
Claro que se encuentra una curiosa mélange en este país. Me siguen encantando algunos rincones de Vicente Lòpez, aunque ya vivo acá hace mucho tiempo.
Julia, siempre pienso, cuando camino y veo dichos rincones que voy a subir fotos, pero puede más el disgusto y termino cantándole a Gardel en mi blog, jeje.
Un beso grande.

Julia dijo...

Gracias, Ana. A mí me divierte mucho ver mis lugares con ojos de turista, es algo nuevo pero ya lo tengo muy incorporado.
Yo sigo sin poder ver en tu blog más que el post del domingo pasado! ¿Por qué será?

AJP Crown dijo...

Julia, thanks for the recommendation.

jorge Reynoso dijo...

Julia: Hola. Un placer tu blog. En principio, mis disculpas por incursionar en tu espacio. Pasaba, ví luz... y quería dejarte allí, en el umbral, este link:

http://www.novebox.com/Movie/convivencia/116058

Porque viene a ser que me detuve en tu foto de la primer casa (la de las banderas, el mundial, etc) porque en los primeros 70as. solíamos quedarnos a hacer noche en ese sitio (adentro, se entiende) y a deambular fantasmagóricamente por sus habitaciones con mis amigos, o a veces ya menos multitudinariamente con alguna amiga. La casa estaba en pleno abandono y curiosamente, abierta. Para esa época remábamos ( en estos días empecé a hacerlo nuevamente) y nuestro club, de donde salíamos con los botes no tenía isla propia pero ni falta que nos hacía con esa y muchas otras casas como esa dejadas en pleno abandono. Vengo a enterarme, ya verás, que en esa casa se filmó la película Convivencia, con Gimeno Sacristán y Luis Brandoni. Esto, por supuesto, más tarde y ya restaurada. De esa película es el link que te envío.
Un gusto.

Jorge L Reynoso
jorgelreynoso@gmail.com

Julia dijo...

¡Muchas gracias, Jorge! No tenía idea que ahí se había filmado esa película. Me encantó además tu relato de cuando la casa estaba abandonada ¿puedo publicar tu comentario con el link de la película y fotos de la casa en un nuevo post?

Jorge Reynoso dijo...

Bueno, quizás tal vez, tu párrafo anterior sea el primero de esa investigación ..."que no haré ahora y quizás nunca"... la sola invención de la categoría "cipayismo puro y duro" ameritan la autorización que desde yá concedo, no porque me parezca necesaria (después de todo es tu espacio y yo vendría a ser como el bárbaro invasor) sino porque me interesan sus resultados. No es poca cosa en principio que una fotógrafa furtiva pase a convertirse a partir de esto en una arqueóloga urbana.
Verás, yá verás, que la casa tiene lo suyo. Que una pista de ello, algún indicio, está en la propia trama de la película. Quien la concibió, a no ser que esto sea el fruto del mero azar, algo de eso debe haber percibido y se me ocurre que no está muy lejos de lo que unos cuantos años antes sugería la casa con sus propios códigos. Porque, que tiene un lenguaje, estoy seguro que no se te ha pasado por alto. No alcanza para tanto mi memoria, pero, ya entonces, recogidas con la ligereza con que un adolescente puede detenerse en esas cosas, hemos tenido noticias que fueron haciendo de cada pernocte algo cada vez un poquito más interesante. Porque, para qué otra cosa se sube uno a un bote, se mete (la primera vez en medio de un aguacero)en una casa semejante si no es para construír un relato. Lo sepa o no.
Jorge Reynoso

Julia dijo...

Que este espacio sea "mío" tal vez sea cierto, pero al hacerlo público está abierto a "toda persona de buena voluntad" que quiera habitarlo. Así que nada de bárbaros invasores.

Nada me gustaría más que convertirme en una arqueóloga urbana. Lástima que para eso me haría falta mucha más calle y menos escritorio.

Serán mis gratas tareas para los próximos días ver con atención la película y volver a mostrar esta casa del Tigre con toda esa nueva perspectiva que abriste vos con tu relato. Te aviso cuando esté listo. ¡Y gracias de nuevo!