…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

26 abr. 2013

In ictu oculi


Desde Noruega me hacen ver esta inquietante obra de Greta Alfaro



La frase latina del título puede y suele traducirse como “En un abrir y cerrar de ojos” y está muy presente en los estudios sobre el Barroco por el famoso cuadro de Juan de Valdés Leal.


***

Si algo enseña la emblemática barroca es que los símbolos y las metáforas se pueden ajustar con explicaciones para hacerlos vehículos de conceptos claros y supuestamente evidentes. Sin duda esto produce siempre una reducción de las múltiples posibilidades significativas de lo simbólico, que dice mucho más que aquello a lo que se lo ha querido dirigir con la explicación circunstancial o aplicación (que es el término usado por los autores de la época).

Por eso reconozco todas las limitaciones que le estoy imponiendo a esta fantástica obra de Greta Alfaro, pero quiero registrar mi inmediata conexión alegórica cuando justo en el lamentable día de ayer vi el video. Nuestro país pasó por una situación económica como no tenía en muchos años que ofrecía enormes posibilidades para todos, no sólo económicas, sino sociales, culturales y políticas, pero termina arrasado, dilapidado de manera bastante rápida y violenta. En la Argentina de los últimos meses, evidencias de que esto es así se nos vienen presentando como cachetazos muy difíciles de esquivar.  

Por supuesto que los buitres tienen todo el derecho de comer, si uno los ve como las aves que son, sin los prejuicios que la tradición simbólica les ha endilgado (pobrecitos), pero para la aplicación alegórica que estoy haciendo, nos plantamos como homo symbollicus y los buitres son buitres en su sentido negativo, mal que les pese, de manera que los vemos como intrusos ladrones de una mesa pensada para humanos.

(A mí una pobrecita mesa de amable paz bien abastada, decía Fray Luis...)

Claro que la "culpa" es, en todo caso, de los que les dejamos la mesa servida y descuidada para que ellos hagan su festín y se manden a mudar después.



(ya sé que casi la mitad de mis amigos
 estarán totalmente en contra 
de lo que sugiero
y me tildarán por esto de muchas cosas, 
entre ellas, 
de acuerdo a una simbología animal 
tan argentina, de gorila.)

23 abr. 2013

A Neuwelke para el día del libro


Siempre es lindo recibir regalos.
Si una no los esperaba y son sorpresa, mejor.
Si vienen por correo, mejor todavía (pero eso no sé por qué).
Y si es una novela en el día del libro es absolutamente delicioso.

¿Y qué si era la novela que me tenía intrigada hace meses, pero no podía conseguir en Argentina (por las idioteces del negocio editorial sumadas a las de nuestras políticas cambiarias de las que ya hablé)?





¿Y qué si para sumar a todo esto me la manda el propio autor, amigo virtual y bloguero admirado, que me la dedica y hasta adorna con un simpático dibujito?



Me voy de pensionista a Neuwelke, la duda es si salgo de allí. O cómo salgo.




Algo más sobre El pensionado de Neuwelke, aquí.

3 abr. 2013

Posturas

Diferentes maneras, otras posturas y muy distinta proyección de energías para hacer casi lo mismo: leer y, en cierta forma, rendir tributo a la ficción.

El miércoles 27 de marzo
(nótese el estado encantador del aula que la facultad destina a las defensas de tesis... 
y tuve suerte, porque hay peores)

***

En el fin de semana 
 con una novela bastante angustiante, en realidad, 
pero en estado de éxtasis de todos modos por el solcito, el día y el entorno.


Gracias a Diego, mi paparazzo personal, 
que me saca fotos cuando no me doy cuenta.