…si lo que es más preciado se esconde y lo más vil se deja expuesto,
¿acaso no es evidente que la sabiduría que se prohíbe ocultar es más vil que la locura que se manda esconder?
Erasmo, Elogio de la Locura

27 ene. 2012

En hombros de gigantes






La primera vez que miré esta secuencia de fotos pensé qué bueno sería poder hacer todo así: con decisión y pericia. Un, dos, tres: ¡ya!

Después se me vino a la cabeza la conocida frase "Somos enanos en hombros de gigantes". Por lo que recuerdo, esta frase había nacido durante la querella entre Antiguos y Modernos del siglo XII. La idea es que podemos ver más allá que los que nos precedieron, pero porque nos paramos sobre sus hombros, es decir, porque nos valemos de lo que ellos nos enseñaron. Es una suerte de equilibrio entre el orgullo propio por la innovación y el respeto por la tradición

Pero finalmente, terminé pensando que nosotros, los enanos tenemos también otra ventaja por sobre los gigantes, en cuyos hombros nos paramos. Ellos no podrían nunca, como nosotros, hacer un salto mortal como éste... y tirarse a la pileta.

24 ene. 2012

Horóscopo diario



  Si hay algo que nunca hago es consultar los horóscopos. Especialmente porque apenas recuerdo después lo que decían y así es difícil comprobar si se cumplieron las predicciones, o no. 

  Otra razón es que no entiendo nada de signos, ascendentes y esas yerbas. Apenas sé que soy de Leo. ¿Será por eso que me gustan los gatos? O ¿será por eso que soy bastante mandona? Pero no creo, porque no he visto nunca un rey de la selva con mis  niveles de indecisión... (Sería como un Fernando de la Rúa-Rey de la Selva... ¡Horroroso, horroroso!). 

  Bueno, sí, ya sé que la astrología tiene más sutilezas, pero la cosa es que también me cuesta creer mucho en todo esto. Quizás más por desconocimiento que por otra cosa, si hay algo que no soy (me parece) es una racionalista descreída de misterios insondables...

  El asunto es que hoy mi tutor de tesis, que consulta y sabe de estas cosas también, se ve que estuvo averiguando mi futuro (y el suyo, porque cuánto lo voy a joder si sigo dando vueltas con este asunto terrible). Hoy a la noche tenemos una reunión de trabajo (o eso nos decimos) y en un oráculo muy confiable, descubrió que tengo pronóstico favorable.

Horóscopo Diario Personal de Martes, 24 de enero de 2012
para Julia XXXXXXXXXX Nacida el XXXXXXXXXX 
(me da un poco de cosa poner tantos datos míos, una tontería ya sé...)


Un plan general

Esta influencia señala una gran oportunidad para conocerse a usted misma a través de su relación con su entorno y el efecto que tiene sobre él. 
Usted está altamente disciplinada y es capaz de canalizar todas sus energías hacia cualquier objetivo que quiera alcanzar. 
Existe una relación estrecha entre lo que hace y quién es. Aproveche esta oportunidad para examinar su vida y las estructuras que ha construido. 
Hoy puede organizar y hacer un plan general de la forma en que le gustaría ordenar sus asuntos y póngalo en marcha. 
Como trabaja a fondo y meticulosamente bajo esta influencia, sus esfuerzos lograrán resultados duraderos. 
Éste también es un buen momento para emprender cualquier disciplina intelectual o técnica que requiera concentración y mucha atención a los detalles.

  Ahora bien, si esto se cumple, con mi ayuda, claro (que nadie me enseñó más que Cervantes que a la fortuna se la ayuda con obras), si esto se cumple, decía, me convierto en Aschira. ¡Prometido!

17 ene. 2012

Una latita de cualquier cosa


Hace tanto que no escribo nada por acá, debe ser por las estupideces que estoy escribiendo en lo que pronto tiene que ser una tesis... 

La cosa es que en un recreo autopermitido o autoimpuesto (que al ser "auto" es lo mismo); en un recreo, decía, pensé que algo podría garabatear por aquí. El problema es que todas las ideas sobre lo que me gustaría publicar me llevarían más tiempo del que efectivamente tengo. 

Ante este terrible conflicto existencial, inmediatamente se me hizo presente la frase del título. Como en tantas situaciones cotidianas, las citas de Esperando la carroza aparecen diligentes y apropiadas.



Me voy al almacén a comprar matambre, mortadela y salchichón...